image.jpegEn unas semanas donde la violencia y el odio se han asomado a la puerta me alegra poder compartir con ustedes un poco más de mi amiga Maryluz. Precisamente comenzó por decirme “el dolor me permitió hacer una maestría en el amor”. Ya que durante los momentos de dolor aprendemos a amar nuestra oscuridad”, solo así aprendemos a amar nuestra luz. {Ya ven porque la quería entrevistar ;)}. Conocí a Maryluz en Latte que Latte, recuerdo que me estaba preguntando por “una muchacha que escribía un Blog”, la cual al fin y al cabo era yo. Llamémosle el destino. Desde entonces se creó un lazo de mujeres que sueñan con un mundo lleno de amor. Al momento, Maryluz trabaja como oficial de Asistencia Económica en la UPR de Río Piedras. Expresa “me encanta lo que estoy haciendo; poder orientarles y brindarles opciones”. Lleva 5 años en la UPR y le inspira “tener algo que ofrecer y que los estudiantes se sientan bien”. Además de su empleo brinda talleres de tecnología ,desarrollo personal y es cantante en actividades privadas.  Siempre irradia amor y tiene algo positivo que decir, por eso quise sentarme a hablar con ella un ratito en “Los Pioneros” donde abrió su corazón para esta entrevista.

Maryluz comparte que a veces nos sentamos a “esperar a tener dinero para tener oportunidades” y nos llama a “lanzarnos” y crear nosotros las oportunidades. Que no caigamos en la trampa del “rat race” de la vida. Recalcando que la “prisa y el afán” no permite que admiremos el día a día. Una de las mayores lecciones que comparte es a “no tomar nada personal” y comprender que lo que otros dicen es “algo de ellos” y no tiene “nada que ver conmigo”, al hacer esto “fui libre”. Durante este año tomó como proyecto personal visitar un Coffee Shop distinto cada día para pasar tiempo “conmigo misma”, estar sola “no es fácil, es doloroso” porque no es algo que se promueve culturalmente {pasar tiempo a solas}. Pero relata que cuando “te escuchas; haces lo que te haga feliz a tí misma” te libera de vivir para complacer a otros.

Al preguntarle que hace más falta en el mundo expresó que el AMOR. Ya que lo considera “la respuesta a todas las preguntas”. El amor “no divide, une, transforma” y cuando no tenemos amor propio “no lo podemos dar”. {Muchas veces esta falta de amor propio es la causa del daño que hacemos a otros}.Quien conoce a Maryluz  sabe que el amor ha llegado a su vida y es evidente que la felicidad se le sale por los poros, la gran lección es que el amor llega cuando estamos listas para recibirlo. {Honestamente ni le pregunté sobre su estilo al vestir porque nos fuimos en un viaje}

Para terminar, Maryluz me compartió un consejo {que personalmente trato de aplicar día a día}. Nos invita a “seguir nuestra intuición”, ya que es nuestra “guía interna”. Todas las respuestas están en nuestro interior, cuando algo te produce turbulencia no es la respuesta pero si te produce paz, es el camino”. Esta bella mujer es Maryluz, una profesional excelente, exigente {dicho por ella misma}, amante de la vida y propulsora del amor propio. Que ha tomado como misión compartir ese amor y pasión por la vida con los que tienen la dicha de cruzar su camino. Ella me contaba que antes solo utilizaba “Mary” ya que le gustaba más, pero luego de esta conversación entendí lo trascendental de que use su nombre completo porque ella es LUZ pura.